23 abril, 2018

Isséimi muestra todo lo importante sobre los peelings

/COMUNICAE/

Isséimi ahonda en la realidad de los peelings comerciales, sus beneficios y sus contraindicaciones

Concientes que, desde hace años, existen en el mercado infinidad de protocolos con ácidos que se presentan en altas concentraciones y pH ácidos. Pero claro, es difícil resistirse a las maravillas que cuentan los comerciales, sobre rápidos resultados que a medio plazo no son tan recomendables.

El problema es que las clientas de Isséimi no siempre lo cuentan todo, porque ellas, muchas veces, piensan que más, es más, y por ello se hacen peelings en diferentes sitios o compran una crema con ácido glicólico en otro sitio. Y todos estos productos puestos en la piel sin dejar a ésta que recupere su manto ácido puede dar problemas a medio plazo. Y todo ello por haber abusado de productos que alteran en exceso el pH de la piel.

Pero ¿Qué es un peeling?
Pretende que se despeguen las capas más superficiales de la piel para así eliminar manchas, disminuir arrugas, tratar el acné, etc.

Para ello, se suelen utilizar sustancias químicas tales como los ácidos. Pero ¿qué hacen los ácidos? Lo primero que debe hacer un ácido es romper las uniones de las células de la capa córnea. Una vez se ha producido este hecho, penetra el ácido y realiza su función específica, por ejemplo, un salicílico tratará el acné, un kójico las macha, etc. El ácido glicólico es el mejor para romper la unión de células de la capa córnea.

¿Cuándo son recomendables?
Tradicionalmente estaban prohibidos en verano, aunque hoy día depende más de la sustancia peeling seleccionada y de las costumbres cosméticas y respecto al sol al que se exponga el usuario.

Son ideales para preparar la piel antes del sol y casi “obligatorios” después del verano, precisamente, para tratar los excesos de sol, la deshidratación o posibles manchas.

Es importante saber que: la piel tiene un pH ácido ligero, entre el 4,5 y el 5,75. Y los ácidos de MIMETIC SKIN by ISSÉIMI están formulados con concentraciones y pH seguros; esto es, como exige la legislación: pH superiores o iguales al 3.8, concentraciones que varían, en función al ácido entre un 1% y el 10% del total de la fórmula, el lavado demasiado frecuente hace que se pierdan los NMF (Natural Moisturizing Factor) y la piel se volverá seca y rugosa y exfoliaciones químicas: algunas exfoliaciones químicas pueden tener el mismo efecto descrito anteriormente. Sobre todo, si se usan repetidamente.

Cuidados antes y después de hacerse un peeling
Antes: Se puede preparar la piel con cremas que se aplicarán por la noche con ácido glicólico, mandélico o retinóico.

Después: Casi tan importante como elegir bien el ácido que se van a aplicar es aprovechar esa acción para conseguir una auténtica renovación de la piel. Para ello se debe emplear una crema formulada con FCE (EGF) ¿Por qué?:

La Dra. Paloma Castaño presentó en el congreso de Medicina Estética de Castilla la Mancha en el año 2012. Demostró con ecografías de la piel que los Factores de Crecimiento empleados por Heber Farma son capaces no sólo de regenerar la piel sino de redensificarla.

Porque no solo regenera la piel, sino que crea las sustancias propias de la matriz extracelular, esto es: Colágeno, elastina y ácido hialurónico entre otros.

No olvidar la protección solar mínimo SPF50 cuando se hacen peelings.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico